Rutas Scenic Cap de Creus

#1. La ciudad natal del genio Salvador Dalí: Figueres

La ciudad de Figueres, a los pies de los Pirineos, no se entiende sin su figura más emblemática: Salvador Dalí. El Teatro-Museo Dalí es la última gran creación del artista; un museo totalmente experimental sobre la obra y el pensamiento del genio. Pero más allá de Dalí, Figueres también presume de una auténtica enogastronomía altoampurdanesa, con vinos de la D. O. Empordà y productos locales como la cebolla de Figueres o la manzana de relleno de Vilabertran.

#2. La tradición ampurdanesa en la Cooperativa de Garriguella

La Cooperativa de Garriguella, con más de cincuenta años de historia, ofrece desayunos de tenedor y comidas elaboradas con productos de proximidad de calidad y de alto valor cultural, así como diferentes propuestas enoturísticas con visitas al antiguo campo de aviación y a los búnkeres de la guerra civil en Garriguella.

#3. Empordàlia: la unión del mundo del vino y del aceite

Desde Garriguella, siguiendo la carretera principal, territorio de viñedos, se llega a la cooperativa de Empordàlia, en el municipio de Pau. La bodega ofrece visitas guiadas a sus instalaciones y a su tienda, bien surtida con una amplia gama de vinos de la D. O. Empordà y de aceites de Pau producidos en su almazara, así como de otros productos del Empordà, frescos y de kilómetro cero.

En su restaurante, el espacio «L’Empordà a taula» de la agrotienda de Vilajuïga, podrás disfrutar de un desayuno de tenedor o de un aperitivo.

#4. Vinos arraigados en el Empordà, en Espelt Viticultors

Espelt Viticultors es otra bodega de tradición familiar, con viñedos y vinos espectaculares. ¿Eres aventurero? Sube a su 4×4 para descubrir los diferentes terroirs. ¿Eres sibarita? Entonces disfruta de un desayuno con vistas a la viña al tiempo que descubres los secretos de su viticultura y del territorio de tramontana que tanto define a estos vinos.

#5. Mediterráneo en estado puro: enokayak con SK Kayak

En el pueblo marinero de Llançà, SK Kayak te propone una auténtica experiencia enoturística arraigada en el territorio del cabo de Creus y de la Albera: el enokayak, consistente en remar de cala en cala y probar los vinos de las viñas ecológicas cercanas al mar de Hugas de Batlle.

#6. Viticultura heroica en la bodega Hugas de Batlle

Sus viñedos son los primeros de la península ibérica en ver el sol. Hugas de Batlle te llevará por sus espectaculares fincas dispuestas en terrazas con vistas al Mediterráneo a bordo de un vehículo 4×4: ¡una aventura garantizada! Puedes aprovechar para visitar Colera y bañarte en sus playas de aguas cristalinas.

#7. Sant Pere de Rodes: de la viña al monasterio

¿Quieres conocer las curiosidades de la vida monástica y su relación con el mundo del vino? ¿Sabías que el primer libro de enología de Cataluña se redactó desde Sant Pere de Rodes en 1130? Podrás descubrir todo esto y mucho con la visita «De la viña al monasterio» y finalizar con una degustación de vinos en su espectacular terraza con vistas al Mediterráneo.

#8. El Port de la Selva, el secreto mejor guardado de la Costa Brava

Al norte del cabo de Creus se esconde un pequeño pueblo de tradición marinera, El Port de la Selva, con gran riqueza de paisajes fruto de la unión del azul del Mediterráneo con el verde de los viñedos que lo rodean. Pasea por el puerto pesquero y por los diferentes callejones, entre sus emblemáticas casas blancas resguardadas del viento de tramontana.

#9. Viticultura ecológica y biodinámica en la bodega Mas Estela

Paradigma de la viticultura ecológica y biodinámica, y situada en el entorno privilegiado del Parque Natural del Cap de Creus, la bodega Mas Estela es un negocio familiar que transmite la esencia de la tierra en cada uno de sus vinos. La bodega forma parte de la asociación Ceps de Cap de Creus, integrada por tres viticultores que trabajan en el parque natural según criterios ecológicos.

#10. Una bodega en pleno cabo de Creus: Martín Faixó

Camino de Cadaqués, por una carretera desde la que se disfruta una de las vistas más espectaculares del Empordà, se encuentra la bodega Martín Faixó, que nos brinda una experiencia enoturística renovadora. Visita la bodega y prueba sus vinos, desconecta practicando mindfulness entre viñedos y goza del silencio de la noche en sus suites en pleno cabo de Cruces. Esta bodega también forma parte de Ceps de Cap de Creus.

#11. Del paraje de Tudela al faro del cabo de Creus

Continúa hasta llegar al paraje de Tudela, cuya geología extraordinaria sirvió de inspiración al genio Salvador Dalí. Llega hasta el faro del cabo de Creus para disfrutar de un aperitivo del territorio o de una copa de vino de la D. O. Empordà, o, simplemente, disfrutar de las impresionantes vistas. Este rincón del Empordà poco tiene que envidiar a otros grandes paisajes del mundo.

#12. Cadaqués y la Casa Museo Salvador Dalí de Portlligat

Siguiendo la carretera llegarás al pueblo de Cadaqués, refugio internacional de artistas. Sus calles blancas han sabido conservar el espíritu de la Costa Brava más auténtica. A continuación, aprovecha para visitar la Casa Museo Salvador Dalí de Portlligat, lugar donde Dalí pintó muchas de sus obras y que se convirtió en la única casa estable del artista.

#13. Roses, elBullifoundation y sus espectaculares calas

La localidad marinera de Roses, con una de las mejores puestas de sol de la Costa Brava, es el lugar desde el que Ferran Adrià revolucionó el mundo de la gastronomía internacional con su restaurante El Bulli, actualmente convertido en elBullifoundation. La carretera secundaria que llega hasta el restaurante no tiene precio… En pleno Parque Natural del Cap de Creus, descubrirás una sucesión de calas vírgenes 100 % Costa Brava y, además, encontrarás la singular finca Mas Marès, que también forma parte de Ceps de Cap de Creus y que cuenta con una espectacular viña ecológica con vistas a la bahía de Roses.

¡Extra!