Be Inspired Otoño ¿Eres ‘cultureta’ y foodie?
Sant Pere de Rodes. Autor: Toni Vilches
¿Eres ‘cultureta’ y foodie?
Nueve paradas imprescindibles entre viñas y patrimonio monumental

Te proponemos un recorrido por el rico patrimonio histórico y cultural de toda la provincia de Girona a partir de la amplia oferta enogastronómica que encontramos en cada rincón.

EL EMPORDÀ, CUNA DE LA CULTURA DEL VINO

¿Sabías que los griegos empezaron a introducir el vino en Cataluña a través del Empordà? ¿Que la garnacha también tiene su origen en el antiguo condado de Empúries?

A partir de varias obras literarias históricas, los inicios de la elaboración y el consumo de garnacha se han situado también en el Empordà, concretamente a finales del siglo xiii, aunque no tomaron el impulso definitivo hasta mediados del siglo xix, cuando, curiosamente, se estaban creando las primeras cooperativas de vino en Cataluña. Quien te lo puede explicar mejor es el equipo de Glops d’Història, que te ofrece el itinerario «En busca de las variedades perdidas», por la Albera y la llanura del Empordà, o el equipo de Cellers d’en Guilla, de Rabós d’Empordà, a partir de su visita guiada «Los secretos de la garnacha roja».

Conoce los orígenes y los secretos del Empordà a partir de nueve actividades enogastronómicas.

VIÑAS CON VISTAS AL MAR

Durante la Edad Media, bajo el liderazgo del monasterio de Sant Pere de Rodes y del monje bodeguero Ramon Pere de Noves, las viñas del Empordà se extendieron por todo el cabo de Creus. Actualmente, aún podemos apreciar las terrazas donde se situaban estas viñas históricas. Si todavía no lo has hecho, descubre este monasterio rodeado de un paisaje y un entorno privilegiados, en la sierra de Rodes; después, baja hasta Garriguella y visita la Cooperativa de Garriguella y el Mas Llunes, y disfruta de una degustación de los vinos ampurdaneses que tanto apreciaban griegos y romanos en esta región. Finalmente, acércate al Celler Cooperatiu d’Espolla y diviértete con las visitas teatralizadas que se organizan en esta bodega.

JOSEP PLA Y LAS ARTES DE LA PESCA

Como buen foodie, también te gustará el producto de costa. Pues bien, no muy lejos de Espolla, tienes la localidad de Roses, donde puedes visitar la histórica Ciudadela y disfrutar de una comida maridada con vinos de la D. O. Empordà. Si crees que ya te has movido suficientemente por el Alt Empordà, acércate a la comarca del Baix Empordà y visita Llofriu y Palafrugell, donde te propondrán las «Tapas de taponeros», un maridaje entre cultura, patrimonio y gastronomía que tiene lugar en el restaurante Sala Gran y que incluye una visita guiada al Museo del Corcho. Quien conoce Palafrugell sabe que allí también se halla la Fundación Josep Pla, que, junto con la Sala Gran, ofrece la experiencia «Josep Pla, cocina y paisaje», un recorrido a través de Josep Pla, la cocina del Empordà y el paisaje que lo inspiró en su literatura.

Como buenos discípulos de griegos y romanos, también disfrutamos del pescado de calidad, así que es obligado entrar en el Museo de la Pesca de Palamós y apuntarse a las visitas guiadas de la subasta del pescado, pensadas para pequeños y mayores.

Comparte