Be Inspired Verano Be inspired… to be a local!
Peralada. Autor: Pere Duran
Be inspired… to be a local!
Autenticidad, paisaje y gente del territorio

Se trata de eso, de ser un «local». Visitar bodegas y queserías, conocer a los productores de nuestra tierra y descubrir de primera mano el producto local que nos rodea y que se elabora de manera artesanal y sostenible. Te proponemos diferentes actividades que te permitirán una desconexión inmejorable para disfrutar del paisaje, de la gente y del producto del territorio de una forma excepcional.

Amar la tierra y tratar el producto como lo hacen los mismos productores.

CONOCE A LOS PRODUCTORES

Ellos aman lo que hacen. Aman la tierra, sus raíces y el producto que obtienen de ella. Abren sus puertas a los visitantes para que se sientan como en casa en sus bodegas, granjas, obradores y viñas, y ofrecen alojamiento en un entorno incomparable. En las queserías Mas Alba, Mas Marcè y La Xiquella, nos dejamos guiar por sus equipos, que son quienes mejor nos pueden explicar el proceso de elaboración que siguen, quienes nos pueden ofrecer los mejores maridajes y degustaciones, y quienes mejor nos pueden enseñar cómo tratar la tierra y el producto. También son visitas obligadas el Mas Bes, el Mas la Coromina o la Cooperativa La Fageda, donde, de la mano de sus propietarios, nos adentraremos en la vida de campo y en la tradición lechera.

Conocer la afición por la cerveza o por el vino de un equipo joven, como el que regenta el negocio de Cervezas Popaire o el que dirige la bodega La Vinyeta, es también conocer la auténtica expresión del territorio, la creatividad y el ingenio de jóvenes promesas que refuerzan aún más la calidad que caracteriza la enogastronomía gerundense.

PRUEBA EL PRODUCTO

Un producto fresco, de temporada, de proximidad y de alta calidad es fácil de encontrar y, aún más, de probar. En El Rebost de Can Moragues podemos comprar mermeladas y conservas ecológicas, así como lácteos o ingredientes a granel de productores de confianza.

Como buenos gourmets que somos, en el pequeño pueblo vitícola de Capmany, en el Alt Empordà, podemos degustar vinos y tapas de kilómetro cero sentados en una de las barricas instaladas al aire libre, y llevarnos de la agrotienda productos que cuentan con el sello de calidad alimentaria Girona Excel·lent. También podemos probar productos surgidos directamente de la tierra entre las viñas del paraje Olivardots, en la bodega Vinyes d’Olivardots, también en Capmany. Igualmente gratificante puede ser vivir una experiencia de oleoturismo: en Oli de Ventalló se puede pasear por los olivares y probar su producto autóctono, y en el Trull Alenyà, hacerlo después de una visita por sus instalaciones.

Eso sí, de Girona nadie se va sin antes disfrutar de un desayuno de tenedor, algo que puedes hacer en la Cooperativa de Garriguella o en Empordàlia, ni sin probar la auténtica sidra del Empordà en Palau-sator, en la moderna sidrería Mooma.

SUMÉRGETE EN EL TERRITORIO

Conviértete en un auténtico pescador a través de las actividades de pescaturismo que se organizan en Palamós, o en un auténtico gerundense sumergiéndote en los mercados de las ciudades de Girona y Olot, y disfruta después de una comida en el restaurante La Cuina del Mercat de la capital de la Garrotxa. Si prefieres activar los cinco sentidos dejándote llevar por la gente del territorio, puedes hacerlo con Naturalwalks, en busca de setas, o con Local Market, Tots a taula, La Gastronòmica o la sumiller Laura Masramon, a través de talleres de cocina, viajes, experiencias, rutas y degustaciones de vinos de la D. O. Empordà que todos ellos organizan durante el año.

¡Ah! Y también puedes dejarte sorprender por el equipo de Glops d’Història con una cata guiada por la historia y la cultura del vino de nuestra región.

Consulta todas las empresas que forman parte del Club de Enogastronomía haciendo clic aquí.

Comparte