Be Inspired Invierno 8 motivos para descubrir el principal destino enogastronómico de Cataluña
8 motivos para descubrir el principal destino enogastronómico de Cataluña
Desde Puigcerdà hasta Blanes

La gastronomía de Girona cuenta con un legado ancestral que comenzó con los íberos, los fenicios, los griegos, los romanos, los árabes y los judíos; este es uno de los motivos por los que la provincia de Girona se ha convertido hoy en uno de los principales destinos gastronómicos y enoturísticos del mundo.

A la vanguardia de la innovación culinaria y las actividades gastronómicas y enoturísticas.

TIERRA DE MAR Y MONTAÑA

En primer lugar tenemos la Costa Brava, convertida en el foco de la creatividad gastronómica más importante a escala mundial gracias a figuras como Ferran Adrià y los hermanos Roca. También es cuna de productos autóctonos, extraordinarios y cada vez más reconocidos, como la gamba de Palamós, la langosta del cabo de Creus, las anchoas de L’Escala, los erizos de mar, el pescado de roca o el arroz de Pals.

Una tierra donde confluyen el mar, la llanura y las montañas. En las regiones interiores de la provincia también disfrutamos de una oferta gastronómica excelente: la ternera de los Pirineos, la manzana de Girona, los embutidos de la Garrotxa y del Ripollès, la ratafía, la garnacha dulce, el requesón, el xuixo, las judías de Santa Pau…

En ocasiones, estos productos estrella del territorio —algunos de los cuales están avalados por el sello Girona Excel·lent de calidad alimentaria— se combinan para ofrecer nuestros platos de mar y montaña, tan típicos de la Costa Brava y del Pirineo de Girona, como las albóndigas con sepia, el trinxat de la Cerdanya, los guisos de ternera de Girona con setas, el pollo con gambas o con cigalas, la butifarra dulce con manzana de Girona…

Y toda esta amplia oferta gastronómica se complementa con unos vinos de la D. O. Empordà igualmente extraordinarios. Girona cuenta con un extenso itinerario enoturístico a través de la Costa Brava y de la Ruta del Vino D. O. Empordà, y ofrece numerosas actividades enoturísticas repartidas por las diferentes bodegas que abren sus puertas a los visitantes.

TIERRA DE GENIOS

Girona también es territorio de estrellas Michelin, tal como lo demuestran los 18 galardones concentrados en 14 restaurantes de nuestras comarcas. Es cuna de genios que han innovado en creatividad gastronómica y en tecnologías culinarias, que han sabido compartir conocimientos y que se han convertido, así, en fuente de inspiración para cocineros de todo el mundo. La provincia de Girona es la tierra de El Celler de Can Roca, declarado dos veces mejor restaurante del mundo, del antiguo El Bulli y la actual elBullifoundation y su revolución gastronómica, del Miramar de Paco Pérez, que es el chef que acumula más estrellas de toda Cataluña, o de Les Cols, el restaurante que supone la máxima expresión de la cocina volcánica de la Garrotxa.

Pero también encontramos genios fuera de los restaurantes con estrellas de nuestro país. Genios lo son todos aquellos que tratan el producto local desde el primer momento; un producto excelente proveniente de una tierra favorecida por la fusión del mar, la montaña y sus vientos. Girona es tierra de todo el esfuerzo de sus agricultores, ganaderos y vinicultores, que también han ayudado a promover y hacer crecer el enoturismo en nuestro territorio, abriendo las puertas de sus bodegas, ofreciendo experiencias enogastronómicas innovadoras y exprimiendo al máximo la calidad de los vinos de la D. O. Empordà durante los últimos años.

Comparte